Todo comienza el día lunes a temprana hora del día, era tan solo un guerrero novato, sin mucho entrenamiento y me atreví a ir a un lugar que me habían mencionado mucho, llamado Dark Catedral, me fui solo en busca de una nueva aventura y de conocer nuevos lugares, tener nuevas experiencias, y valla que lo conseguí, caminé a lo largo de todo el camino, viendo muchas criaturas tiradas en el piso muertas y me encontré también con varios guerreros tipo arqueros, que estaban caminando por ese lugar, pero luego, me detuve y pedí una indicación a uno de ellos, para saber donde quedaba con exactitud el lugar antes mencionado (DK-C) solo que aparte de decirme el camino y acompañarme, también me dijo que tuviera mucho cuidado de no acercarme mucho al oeste cuando fuera de vuelta, yo no entendía el por que de sus palabras, por fin llegue a mi destino, entré con algo de miedo y me enfrente con las distintas criaturas de ese lugar, hasta quedar casi vacío sin munición, había pasado ya bastante tiempo de estar en ese lugar, luego continué la marcha de vuelta a el deposito que esta en el centro de la ciudad de Venore, pero había pasado tanto tiempo, que se me había olvidado por completo, lo que aquel guerrero me había dicho sobre tener cuidado cuando estuviera de vuelta por ese lugar, y me adentré hacia el oeste, por un lugar despejado, y de repente pasa lo inesperado, salio por mi derecha, una criatura que yo jamás había visto, gran tamaño e increíble velocidad, me dio una gran mordida con sus poderosos colmillos, y me contaminó con su poderoso veneno, sí, a lo mejor tu sepas de que hablo, se trataba de una fabulosa y muy peligrosa (G-S) o mejor conocida como (Gigant Spider) de verdad estaba muy asustado, yo intentaba desesperado curarme con mis pociones Casi no podía sacarle o hacerle algún tipo de daño, ya que no era un guerrero muy fuerte, es decir, con poco entrenamiento, mi única ventaja era que yo era también un arquero (Paladin) y podía ir corriendo y al mismo tiempo lanzar mis flechas a la criatura mística, poco a poco la fui debilitando, casi no podía sostenerme, pensé por un momento, ¡este es el final, acabara con mi vida! pero no me rendí y continué curándome con mis pociones y atacando, poco a poco ella se estaba debilitando, ya no tenia la misma velocidad, sus patas se encorvaron, estaba prácticamente de barriga al piso, hasta que finalmente acabé con esa feroz criatura, no podía creerlo, estaba demasiado emocionado de que pude salvar mi vida, y derrotar a la enorme bestia, era algo sorprendente, continué caminando, y pidiendo tener suerte de no encontrarme a otra criatura de esas, estaba muy grave, su veneno me había debilitado mucho, pero por fin llegue a la ciudad, donde algunos lugareños, me atendieron y me curaron, y les estoy eternamente agradecido, hoy en día soy un guerrero mucho mas fuerte, entreno con gran dedicación, y ya puedo ir a ese lugar sin mayor dificultad y poder acabar con esas peligrosas (Gigant spider) de una manera rápida, pero siempre teniéndole respeto a su gran poder, recuerda no rendirte nunca, esta es mi historia, atentamente Cestarihp.




Comparte en tus redes sociales